Adela Cortina: “A una empresa que no sea ética se le van a cerrar puertas”

 In Coloquios

Valencia, 3 de noviembre de 2021 – La asociación de directivos y empresarios logísticos Propeller Valencia ha celebrado hoy un nuevo almuerzo-coloquio que ha contado con la participación, como ponente-invitada, de Adela Cortina, directora académica de la Fundación Étnor y catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universitat de València.

Ante más de 70 asistentes, Adela Cortina ha reflexionado en torno a la ética empresarial como generadora de confianza. La directora académica de Étnor ha puesto encima de la mesa cuestiones como la necesidad de generar la suficiente confianza para poder salir adelante y seguir construyendo. “La ética genera confianza. En los lugares donde se vive éticamente podemos confiar unos en otros, si no la hay, no podemos construir nada juntos”, ha asegurado.

Adela Cortina también se ha referido a las instituciones, “que deben ser justas y buenas; justo es lo que se exige, mientras que lo bueno es a lo que aspiramos. La felicidad es algo que se elige, la justicia es algo que debe compartirse y es muy exigente”, ha explicado.

La directora de la Fundación Étnor se ha referido al dilema que se genera con la búsqueda del máximo beneficio posible por parte de las empresas, lo que en ocasiones conlleva actuaciones poco ajustadas a la ética.

En este sentido, Adela Cortina ha asegurado que sí es posible que el entramado empresarial se desarrolle siendo ético. “Las empresas deben ser mínimamente éticas y que tengan en cuenta esos mínimos de justicia por debajo de los cuales se puede caer en la inhumanidad. Esto es fundamental para la ética empresarial, pero también para la económica y la política”, ha asegurado.

La ética abre puertas

Adela Cortina ha recordado que exactamente igual que hace años se decía que tener idiomas abría puertas y ahora el hecho de no tenerlos las cierra, con la ética pasa lo mismo: “A una empresa que no sea ética se le van a cerrar puertas. Cada vez se va a exigir más y hay un conjunto de empresarios que cada vez más se atreven a decir que la ética es rentable”.

Para Cortina, existe una discusión en torno a si la ética debe ser totalmente altruista y si es ético que genere beneficios. “La ética es rentable para quienes actúan éticamente. El comportamiento ético genera confianza y necesitamos confiar unos con otros”.

“La ética es el principal capital social de cualquier país”, ha asegurado. “Las empresas éticas son un bien público porque benefician al conjunto de la sociedad. Es evidente que ese buen hacer va calando en la sociedad y va acabando con las malas prácticas”, ha concluido.

Por su parte, el presidente de Propeller Valencia, Pedro Coca, ha querido destacar la excelente respuesta de las socias y socios de Propeller Valencia a la convocatoria y ha ensalzado la importante presencia de miembros del Junior en el almuerzo-coloquio, «lo que deja de manifiesto que la ética es un asunto de presente y de futuro».

Finalmente, apuntar que en el transcurso de la jornada también se ha dado la bienvenida al nuevo socio de Propeller Valencia: Vicente Urquijo.

Recommended Posts